Archivo de la etiqueta: Tips

Evita que se partan tus labios en invierno

Como muchos saben, vivo en Mérida, pero aunque no lo crean, también hay días fríos, bueno, aquí le llaman “la heladez”, y aunque no lo crean, sí se siente, sobre todo ahora que ya soy cuasiyuca y me acostumbré al calor.  En fin, entrando en materia, el frío es el principal enemigo de nuestros labios, los vuelve resecos, agrietados o con “escamas”, lo que les da un mal aspecto. Esto pasa porque su piel es muy fina y delicada, por eso debemos prestar especial atención a su cuidado.

Los labios son una de los partes de nuestro cuerpo que más dicen de nosotros, ya que aportan personalidad al rostro y al mismo tiempo sirven para mostrar nuestras emociones. Y es que proteger los labios es siempre importante, pero se vuelve aún más necesario durante los cambios de estación. Las bajas temperaturas, junto con otros agentes como el aire (sobre todo para ti que me lees de mi amada CDMX) o los rayos UVA (que siguen presentes), pueden deteriorar la zona, haciendo que tus labios estén resecos y sin brillo.

Para protegerlos del daño causado por el clima, debemos seguir ciertos pasos para cuidarlos

  • Exfolia. Un truco sencillo para exfoliar labios es frotarlos suavemente con un cepillo de dientes.
  • No los muerdas. Evítalo para lograr que la piel de esa zona luzca bien o pueda llegar a agrietarse y eso ¡duele!
  • Usa protección solar. Por más que estés en pleno invierno y sientas mucho frío (o heladez según corresponda), los rayos UV del sol llegan de todas maneras. Para ello puedes utilizar bálsamos con protección UV; estos no sólo te protegen del sol sino también de los radicales libres del aire que secan la piel y empeoran su aspecto.
  • Hidrata. Al igual que el resto del cuerpo, la piel de los labios necesita de una correcta hidratación para mantenerse saludable y atractiva. Además, para un cuidado extra, puedes usar la mascarilla de labios de Pitahia. Este producto contiene colágeno, una sustancia proteínica fundamental para la tersura y firmeza a la piel. Su acción hidratante suaviza y alisa la piel de forma muy eficaz. Al colocarla sobre la boca, el colágeno permitirá actuar como “colchón” sobre las fibras de la dermis, aportando volumen y elasticidad, que no recordabas tener. Está comprobado que las mascarillas tienen un mejor y más eficiente resultado que una bálsamo labial, ya que aporta directamente el colágeno. Al dejarlo actuar directo sobre la piel, trabaja con mayor precisión que un labial que se desgasta con el uso modular.

Los beneficios que puede dar la mascarilla de labios de Pitahia son sorprendentes:

lips1· Mejora la elasticidad de la piel y protege frente al envejecimiento prematuro.
· Aumenta la propia habilidad de la piel para conservar la humedad.
· Incrementa la tolerancia a factores externos, como el clima.
· Mejora la circulación y ayuda a reconstruir el colágeno.
· Corrige la decoloración y las imperfecciones de manera importante.

Aumenta tu confianza, recupera tu seguridad. Usar colágeno, es prevención, con resultados naturales.

¿Qué remedio casero usas tú para los labios partidos?

5 reglas para ser un buen #FuckBuddy

FBVivimos unos tiempos algo vertiginosos, donde cada vez hay menos gente dispuesta al compromiso. El problema surge con los malditos Millennials, que preferimos cantidad, variedad o descubrir nuevas cosas que la hermosa calidad de las relaciones estables provee, cada vez es menos la gente que disfruta en pareja, la que vive sueña y construye realidades a partir de sueños compartidos.

Dejando claro el -triste- contexto, llega el momento de encontrar alternativas para esos ratos de soledad, sobre todo cuando anda uno como burro en primavera.

Soluciones hay muchas, Manuela, Tinder, Grindr, y hasta putear por Facebook, Instagram o Twitter.

Pero creo que la mejor alternativa es tener un sexfriend, fuckbuddy o como se conocía en generaciones anteriores un “amigo con derechos”.

Analizando la opción le encontré pros y contras. Así que decidí darte algunas reglas muy sencillas para que funcione de la mejor manera:

  1. Esto es como el Fightclub, la primer regla es que nadie habla de ello, no vas a presentarlo a tus amigos/as ni esperas ser presentado. Se trata de cumplir un objetivo sencillo. No tienes que llevarlo a tus comidas familiares ni a tu graduación y mucho menos a la comida de la empresa, sentido común señores.
  2. No somos nada: en esta regla queda implícito que no puede haber celos, ni drama, que es como un contrato verbal que puede romperse en cualquier momento cuando alguna de las dos partes ya no se sienta “into it“, además se entiende que es sujeto a que ambos quieran y puedan, si no se puede no vale enojarse, para esos casos se recomienda tener un plan b y un plan c.
  3. Cada loco con su tema. Se vale ir al cine, salir a cenar, pero ojo: cada quien paga lo suyo y de ser posible hasta se va en su propio auto. No se trata de salir a “romancear” sino de simplemente salir, hacerse compañía, “ver películas” (aunque no las veas). Si no tiene los mismos gustos que tu, mejor consiguiente otro.
  4. NSA (no strings attached), porque donde el corazón se mete ya no cabe la razón. Piénsalo así, eres el jefe de una empresa, y cuando hay que despedir a alguien, te cuesta más trabajo.despedir a Martita la que trae café para todos y quieres tanto que al Godínez de sistemas que ni sabes como se llama. Lo mismo es en una relación, en el momento en el que empiezas a verle ojos de novio, pasa a la siguiente ventanilla.
  5. Reglas claras amistades largas. Si ambos están en el acuerdo de verse solo para “eso” así debe permanecer y si empiezas a sentir algo, TÚ eres quien debe alejarse en lugar de incomodar al otro sin razón. Estas reglas se fijan entre ustedes, tal vez pueden planear viajes, salidas, etc. Pero no olvides: son solo amigos, como cualquier otro amigo, si en el camino se enamora será momento de dejarlo ir y seguir tu vida, no hard feelings.

Pues estas simples reglas pueden ayudar a pasar mejor el rato, si ya lo pusiste en práctica coméntalo, ¿te funcionó?

Bueno y les dejo esta canción por ser viernes de fiar la caricia.