Archivo de la categoría: Geekland

El Geek que todos llevamos dentro… bueno yo.

¿Cómo garantizar la privacidad frente al big data?

Nube de Palabras Big DataActualmente casi todas las actividades humanas dejan un rastro digital que alguien recolecta y almacena. De la fusión y combinación de esta gran cantidad de datos nacen los llamados “macrodatos” (big data, en inglés), que ofrecen unas posibilidades analíticas y estadísticas tan grandes que pueden llegar a predecir la evolución de fenómenos con gran precisión. Del mismo modo, sin embargo, el uso de estos macrodatos también puede resultar inquietante para el ciudadano: ¿Quién tiene acceso a estos datos? ¿Qué uso hace de ellos? ¿Con qué finalidades?

Este es el punto de partida de la ponencia del director de la Cátedra UNESCO de Privacidad de Datos, Josep Domingo Ferrer, en el XIII Congreso Internacional de Internet, Derecho y Política, organizado anualmente por los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), que este año está dedicado a la gestión de los riesgos en la sociedad digital.

La tensión entre los macrodatos y la privacidad de los ciudadanos es uno de los debates más vivos en las sociedades digitales actuales. Estudios estadísticos, científicos y de salud, análisis vinculados a retos como la seguridad, a menudo relacionados con fenómenos transnacionales y de gran impacto social, como el terrorismo, abren la puerta al uso aparentemente legítimo de los macrodatos por parte de gobiernos y administraciones.

Sin embargo, el acceso a estos datos no está necesariamente reservado solo a entes públicos ni para propósitos de interés público. El ejemplo más claro son los comerciantes de datos (data brokers), muy desconocidos todavía por el gran público. Los comerciantes de datos son actores que actúan en internet, que tienen afán de lucro y que no se limitan a fusionar datos administrativos: reúnen y combinan todos los datos posibles de cada ciudadano (a partir de registros, censos, redes sociales, programas de fidelidad, etc.) hasta ser capaces de construir un perfil bastante exhaustivo de cada uno de nosotros, que posteriormente venden a empresas que quieren hacer marketing dirigido o incluso a compañías de seguros.

Dos posiciones extremas
¿Dónde está por lo tanto, el límite de nuestra privacidad en la sociedad de los macrodatos? El experto de la UOC describe las dos posiciones actuales, que, por otra parte, son extremos opuestos: la nihilista (para la que la privacidad es algo del pasado y hay que poner por delante la funcionalidad) y la fundamentalista (que promueve la anonimización total del individuo en las bases de datos).

La primera implica el acceso libre de todo tipo de actores a todos los datos, con independencia de los propósitos.

AnonimizaciónLa segunda conduce a la inutilidad de todos los datos. Por eso, el responsable de la Cátedra UNESCO de Privacidad de Datos propone una vía intermedia, que proteja y limite el uso de estos datos para el bien común. Es decir, que exista el acceso a los macrodatos, pero que al mismo tiempo se vele por que la transparencia de los datos no perjudique la privacidad del ciudadano.

Esto, sin embargo, no es tarea fácil, ya sea por el elevado volumen de los datos o por su naturaleza mutante y creciente. Lo que parece evidente es que conseguir un modelo de privacidad capaz de conciliar el acceso a los macrodatos con la privacidad es un reto central y de obligado cumplimiento para las sociedades digitales de hoy.

“Nuestra conexión durará para siempre”: Sense8 se despide

sense8-segunda-temporada-trailerEra un jueves cualquiera, cuando de pronto vi una publicación en Facebook que no me hizo click hasta que recibí ese horrible mensaje en whatsapp: “Se canceló, no lo puedo creer”…. Así fue como me enteré que una de las mejores producciones de Netflix estaba llegando a su fin. Después de una segunda temporada llena de emociones,  sorpresas, intensidad y un final inconcluso que prometía ser el preámbulo para una tercera temporada. Nos vienen con un “pos que dice mi mamá que siempre no”.

A pesar de el esfuerzo en redes sociales, el ánimo de los fans de Sense8 no fue suficiente. Netflix acabó con la serie, semanas después de que se estrenó la segunda temporada. Apenas ayer surgieron los rumores que generaron el hashtag “#renewSense8”.

«Después de 23 capítulos, 16 ciudades y 13 países, la historia de Sense8 está llegando a su fin», dice una declaración de Cindy Holland, VP de Netflix, publicada en el sitio TV Show Patrol. «Es todo lo que nosotros y los fans soñamos sería: audaz, emocional, impresionante, kick ass y totalmente inolvidable».

Lito Sense8 depressedLa cuenta oficial de Sense8, después confirmó la irremediable noticia con un GIF de los protagonistas viendo al cielo y la leyenda: «Gracias por ser parte de nuestro viaje. Sensates por siempre».

Yo ya había incluso pensado en cómo la serie podría continuar infinitamente con nuevos clusters y y un sin fin de teorías. Esperemos no hagan la grosería de dejarnos así, que esto solo sea una campaña para subir los números y nos den la grata sorpresa de regresar el otro año. O que ya de jodido escriban unos libros o algo.

Mientras seguiré llorando por los rincones como Lito me enseñó esta temporada. Definitivamente fue una mala jugada de Netflix. que aunque entiendo que no haya sido lo que esperaban en números, no deja de ser una mamada.

El mp3 ha muerto oficialmente

mp3 trashLe decimos adiós al Formato MP3 El Instituto Fraunhofer IIS, el centro de investigación alemán que inventó el mítico formato de audio y que posee sus derechos, ha anunciado que desde el pasado 23 de abril no tramita más licencias de uso.

Esto significa que oficialmente el formato MP3 ha sido abandonado, y aunque se seguirá usando mucho tiempo a nivel de usuario, ya no van a aparecer en el mercado nuevos reproductores o nuevo software con licencia para usar el formato MP3.

El propio Instituto Fraunhofer IIS justifica esta decisión argumentando que los nuevos formatos que existen en la actualidad, como ACC o el futuro MPEG-H, a los que apoyará a partir de este momento, son más eficaces a la hora de comprimir audio sin pérdida de calidad.

Termina así el ciclo de vida del formato de audio que cambió la historia de la música para siempre. Es el responsable del salto de la música analógica a la digital, del fin del CD como medio de almacenamiento musical, y del declive de los formatos de almacenamiento físicos. Unos logros difíciles de igualar, para bien o para mal..

El formato MP3 comenzó a desarrollarse en los años 80 por un grupo de investigadores alemanes que se pusieron com objetivo obtener un formato digital de audio que redujera el tamaño de la música almacenada en CDs, sin pérdida de calidad. Por aquel entonces, 10 o 12 canciones ocupan cerca de 700 MB de almacenamiento.

El nuevo formato, llamado MPEG-1 Audio Layer III, comenzó a usarse en 1993 en ámbitos profesionales. En 1995 se estandarizó y se usó por primera vez la extensión .MP3 para diferenciar los ficheros musicales codificados con este algoritmo.

Gracias a su capacidad para reducir los archivos musicales 10 o 15 veces su tamaño con escasa pérdida de calidad, el formato MP3 fue elegido por las primeras redes de intercambio P2P,Napster y AudioGalaxy, para intercambiar ficheros musicales. La piratería hizo el resto. En pocos años, MP3 se convirtió en el estándar de audio más popular, licenciándose a todo tipo de reproductores musicales MP3, software de audio, dispositivos portátiles, etc.

Estás licencias son gestionadas por el Instituto Fraunhofer IIS y la empresa Thompson Multimedia (ahora se llama Technicolor). Ambas instituciones han anunciado que dejan de tramitarlas, lo que en términos técnicos quiere decir que es el fin del formato MP3, pues no se lanzarán nuevos productos compatibles con MP3, aunque a nivel usuario seguirá utilizándose durante mucho tiempo.

En sus 24 años de vida, el formato MP3 ha cambiado la forma en la que escuchamos, compramos e intercambiamos música. Literalmente, transformó para siempre una de las industrias más poderosas e influyentes del mundo. Muy pocos formatos informáticos pueden presumir de semejante logro.

Así que a guardar esas colecciones interminables de música que hasta la fecha mi mamá tiene ordenadas por carpeta, por artista, por album.

Fuente: Apolorama

¿Qué sucede con los datos y fotos que subimos en las redes?

Social media chartPoca gente realmente lee las condiciones de uso que imponen las redes sociales para poder tener acceso al servicio. Son textos largos y pesados, por lo que tendemos a aceptar las condiciones sin mirarlas mucho o nada. La profesora de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Mònica Vilasau, advierte que resulta difícil revisarlos porque utilizamos dispositivos que no permiten una lectura fácil y amable. La consecuencia de no leer las condiciones es que no sabemos las implicaciones que tienen las acciones que realizamos en las redes, que cada vez tienen más usuarios.

Según The Competitive Intelligence Unit (CIU), en el tercer trimestre del año 2016, el uso de redes sociales en el país alcanzó una penetración de 93.6% del total de internautas, es decir, 64.7 millones de personas, con Facebook como la principal plataforma utilizada entre los usuarios mexicanos, con una preferencia de 98 % de los internautas.

Ceder todos los derechos para que la red funcione
“Debemos ser cuidadosos cuando subimos fotos u otros contenidos en internet” avisa la catedrática de Propiedad Intelectual y profesora de los Estudios de Derecho de la (UOC), Raquel Xalabarder. Se debe distinguir si son espacios más o menos cerrados que nos permitan un cierto control —como por ejemplo Facebook— o si son espacios totalmente abiertos, como Twitter o Instagram, en donde lo que subes es público y puede convertirse en viral más rápidamente.

Sea un espacio más abierto o más cerrado, cuando subimos una foto o una grabación de imágenes o de voz ¿cedemos la propiedad intelectual? “En las condiciones de uso, lo que hacen estas plataformas es obtener a su favor una licencia de todos los derechos de propiedad intelectual de todos los contenidos que subimos”, confirma Xalabarder.

¿Y por qué lo hacen? “Si queremos pensar bien, lo hacen porque, si no hubiera esta cesión de derechos, las herramientas no podrían funcionar”. Y es que cada vez que alguien retuitea, cada vez que alguien comenta o comparte una entrada, realiza un acto de explotación y, por lo tanto, si Facebook no tuviera nuestra autorización, no se podrían hacer esas acciones y el sistema no funcionaría como red social. Según Xalabardern, de la UOC, “a efectos de propiedad intelectual, compartir comporta dos actos de explotación: la reproducción y la comunicación pública; y, por lo tanto, si no cedes como mínimo estos dos derechos, la red no funciona”.

La mayoría de internautas ofrecen demasiada información personal
Una vez cedidos los derechos intelectuales, estas plataformas podrían realizar muchas más acciones con nuestras imágenes, como por ejemplo venderlas, ponerlas en una base de datos, obtener algún ganancia económica… De momento, no se sabe que lo hagan, sobre todo porque no les interesa, según Xalabarder, y además podrían tener problemas con los derechos de imagen, que a menudo no tenemos en cuenta. Y es que la experta en propiedad intelectual recuerda que una cosa es que saquemos una foto y como autor tengamos derecho a subirla, pero otra cosa es que esto no implica que la persona que aparece en la foto haya consentido que la subamos en la red.

Con los datos personales que introducimos en una red social, una aplicación o una página web, suce algo muy parecido. Para Mònica Vilasau, experta en protección de datos de carácter personal en internet, está claro que una vez introducidos “perdemos su control”, a pesar de que cada vez lo hacemos más.

Según datos del estudio software, Intel Security, cerca del 50% de los mexicanos entre 18 y 24 años de edad han compartido una foto íntima, mientras que el 31% los encuestados entre los 25 y 34 años, aseguraron haber compartido datos personales

Vilasau explica que en las condiciones de uso es donde se tendría que informar sobre quien tiene acceso a todo este tipo de información, pero “esto no impide que en algún caso se haga uso de ella posteriormente y que se ceda a otras personas, aunque sea violando la ley”. Es más, hay que tener en cuenta la posibilidad de accesos a la información no consentidos, por ataques informáticos, por ejemplo.

Precisamente la catedrática de la Universitat Oberta de Catalunya, Raquel Xalabarder, mantiene la la opinión de que el riesgo no viene tanto de la plataforma, puesto que serían los primeros en ser perjudicados, más bien de hackers. Además, añade, que aunque las plataformas llegaran al punto de vender las fotos o sacar rendimiento de ellas, por ejemplo, “los usuarios acabarían ejerciendo los derechos que nos protegen como consumidores”.

En la actualidad se está a la espera de que tres de plataformas como Facebook y Twitter cambien precisamente las condiciones de uso porque no se ajustan a la normativa europea de protección de consumidores. Existen cláusulas de los contratos probablemente abusivas porque comportan un desequilibrio muy grande entre los derechos y las obligaciones de las dos partes, como por ejemplo que se puedan modificar las condiciones de uso unilateralmente, lo que la ley europea no permite.

Sea como fuere, “la certeza de que nadie use mal de tus datos no la tiene nadie»” asegura Vilasau, a pesar de que reconoce que existen canales más seguros que otros: por ejemplo, determinadas extranets de entidades financieras o determinados comercios que dan más garantía de fiabilidad. “La única posibilidad de una cierta garantía de control sería que el interesado cifrara los datos con técnicas de cifrado seguro”, concluye.

Pig.gi ofrece boletos de cine para sus usuarios a cambio de Pig.gi Monedas

pigiDesde el 26 de septiembre, Pig.gi y Cinépolis forman un partnership para ofrecer boletos de cine en salas tardicionales de todo el país, cualquier día de la semana por medio de la aplicación móvil.

¿Cómo se obtienen estos boletos?

Los usuarios ven contenidos en sus pantallas de bloqueo, acumulan Pig.gi Monedas y las canjean por boletos de cine para Cinépolis.

Pig.gi, la aplicación que provee conectividad móvil gratuita soportada por contenidos publicitarios y editoriales, presentó nuevas recompensas aparte de sus recargas de tiempo aire para cualquier compañía, como Telcel, Virgin, AT&T y Movistar, ahora tiene: boletos del cine para Cinépolis.

Éstos tendrán un precio de 2,900 Pig.gi Monedas para funciones de lunes a viernes y 3,550 Pig.gi Monedas para ir cualquier día de la semana.

Es muy fácil, con sólo desbloquear el celular durante 30 días, los usuarios pueden obtener las suficientes Pig.gi Monedas para canjearlas por tiempo aire gratis o boletos de cine.

Además de ganar boletos al cine con Pig.gi Monedas, también se pueden comprar los boletos solicitando una orden en Pig.gi y pagando en efectivo en la tienda de tu preferencia.

Es decir, en la sección de “Comprar” dentro de la app, el usuario selecciona su tienda de preferencia como Farmacias Benavides, Coppel, Elektra, Chedraui, Casa Ley, Pitico, Farmacia ABC o Telecom en donde realizará el pago de su boleto con la cuenta que se le indica en su orden.

El beneficio de adquirir tus boletos de cine por medio de Pig.gi, es ganar más Pig.gi Monedas en cada compra.

Este nuevo partnership con Cinépolis, la cadena de cines más grande del país con más de 3,000 salas, fomenta y facilita el acceso a servicios, recompensas y otras actividades para los usuarios.

Joel Phillips, cofundador y CEO de Pig.gi explicó: “Desde el inicio de Pig.gi, nuestro enfoque ha sido proveer internet gratis. Los mismos Pig.gi usuarios empezaron a pedir más transacciones porque quieren participar en la economía digital. Una de las más solicitadas son los boletos de cine.”

¿Por qué la economía digital es tan importante?

  • En México se calcula que este rubro contribuye con 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual coloca a nuestro país en tercer lugar en América Latina con gran potencial de crecimiento en la materia. (Cepal)
  • Es necesario impulsar la economía digital para impulsar el desarrollo económico en América Latina. (Cepal)
  • En México la introducción de la banda ancha entre las pequeñas empresas es inferior al 80%.(OCDE)
  • En México las compras en línea son inferiores al 5%. (OCDE)

Para más información visita: pig.gi

Llega Copa Toon: ¡Goleadores!, el increíble nuevo juego de Cartoon Network

icon.pngA partir de hoy puedes brillar en la cancha con COPA TOON: ¡GOLEADORES!, la nueva versión del popular juego de Cartoon Network Copa Toon, que cuenta con más de 140.000 descargas en Latinoamérica. La nueva aplicación, disponible a partir de hoy para iOS y Android, permite formar equipos con los personajes favoritos de la marca, personalizar jugadas tácticas, elegir al capitán o capitana entre los personajes más célebres de Cartoon Network ¡y transpirar la camiseta en su honor!

Cada capitán tiene movimientos únicos y jugadas específicas para poner en práctica y los jugadores pueden ponerse en la piel del Director Técnico y definir los distintos roles de sus compañeros. Además, a medida que se van superando los niveles, habrá accesorios para vestir al capitán, monedas para acumular y distintos estadios de fútbol y tipos de pelota para seleccionar.

El juego, desarrollado por el estudio brasileño Aquiris, con sede en Porto Alegre, cuenta con una modalidad de jugador único o Single Player para jugar entre amigos y una Multi Player para participar en campeonatos y enfrentar a equipos de todo el mundo. El objetivo es convertir la mayor cantidad de goles para salir campeones.

Marceline, Finn, Gumball, Perla, Amatista y muchos personajes más de Cartoon Network ¡ya están preparados para salir a la cancha a dejarlo todo por el equipo! Descarga COPA TOON: ¡GOLEADORES! en App Store y Google Play.

Descarga la app siguiendo estos links: Google Play |  App Store

¡Bájalo ya!

Facebook declara la guerra al clickbait

clickbait1.pngPara ello ha iniciado un nuevo cambio en su algoritmo de noticias para sancionar el uso de esta práctica que está llenando las redes sociales en los últimos años. “Uno de nuestros valores del feed de noticias es conseguir una comunicación auténtica en nuestra plataforma”, afirma el comunicado. “La gente nos ha comentado que le gusta encontrarse con historias auténticas. Es por eso que trabajamos duro para entender qué tipo de historias y mensajes son considerados genuinos y mostrar más de ellos es nuestro feed de noticias. También trabajamos para conocer qué tipo de historias considera la gente engañosa y spam para mostrarlas cada vez menos”.

“Hemos escuchado a los usuarios y estos piden que aparezcan menos historias con titulares clickbait”, expresa la compañía. Facebook incluye varios ejemplos de esta práctica que cualquier usuario de la red social habrá leído alguna vez: “Puso ajo en sus zapatos antes de acostarse y lo que sucedió es difícil de creer” o “El perro ladró al repartidor y su reacción no tiene precio”.

Facebook advierte que está redoblando los esfuerzos para evitar los clickbait en sus constantes actualizaciones. Ha creado un sistema que identifican las frases más utilizadas y una serie de puntos clave que trabajarán en revisar los titulares por si ocultan información necesaria para entender el contenido del artículo o si se está exagerando para crear expectativas engañosas para el lector. Un equipo de Facebook ha revisado miles de esos titulares para evitar que se sigan utilizando. Serán catalogados prácticamente como contenido spam y tendrán mucho menos recorrido.

No obstante, Facebook tranquiliza a la mayoría de los usuarios con páginas en la red social, puesto que tan solo se verán perjudicados las páginas web que dependan básicamente de este estilo de publicación. Los usuarios normales no tendrán apenas problemas, aunque los medios de comunicación tendrán que tener más cuidado con los titulares que elijan para Facebook.

vía: Baquia

¿Ver o no Suicide Squad? (sin spoilers)

suicide-squadHe estado leyendo un montón de críticas sobre la película, muchas que critican la pobre actuación de Jared Leto y un Joker sin trascendencia. Entonces decidí compartirte mi impresión sobre la película para que, si no has ido, decidas verla o no.

Empecemos con lo obvio, ¿qué carajos es suicide squad y por qué hacen una película de villanos? El Escuadrón Suicida (en inglés Suicide Squad), también conocido como Task Force X, es el nombre de dos organizaciones del universo DC Comics. La primera versión debutó en The Brave and the Bold (vol. 1) #25 (1959) y el segundo grupo debutó en Legends #3 (1986). El Escuadrón Suicida original tuvo una retcon, para formar una conexión entre ambas escuadras. El actual Escuadrón Suicida (creado por John Ostrander) es un equipo de anti-héroes, conformado por villanos encarcelados que trabajan para el gobierno de los Estados Unidos, tomando misiones de alto riesgo a cambio de conmutar parte de sus condenas.

Ahora bien investigando un poco, el suicide squad de la película es un mix de muchos momentos que si eres fanático de los comics seguramente entrarás en crisis al ver tantos brincos en el tiempo mezclados, pero recordemos, no pueden ser fieles a una sola historia o sería probablemente aburrida o demasiado compleja de explicar.

moonra.gifPor otro lado, si me preguntas (y al leer esto ya estás preguntando) creo que existe una tendencia por reivindicar a los villanos, ya lo vimos con Magneto en X-Men Apocalipsis, en Malefica, en Wicked y propablemente pronto en la nueva edición de los Power Rangers nos digan que Rita Repulsa en realidad solo estaba enamorada o en Thundercats nos digan que Moon-Ra solo tenía problemas para dormir en su sarcófago o algo.

Bueno, por otro lado está el tema de Harley Queen, por mucho, el personaje favorito de la película, de los cosplayers y de cualquier persona que no entienda el trasfondo del personaje. Obviamente esto por el cinismo y ocurrencias del personaje, pero para entender al personaje, tenemos que saber que la doctora Harleen Frances Quinzel era una psiquiatra del asilo Arkham, a quien poco a poco enamoró el Joker, para que le ayudara a escapar y así se convirtió en la villana Harley Quinn, sufriendo de un complejo síndrome de estocolmo y dispuesta a todo por el Guazón, pero ojo. NO ES AMOR DEL BUENO, el Joker simplemente la tiene como una más de sus posesiones y no le interesa emocionalmente. Así que definitivamente no es un ejemplo a seguir para nadie.

Harley.gif

De Will Smth y su Deadshot, otro ser incomprendido afligido por su historia personal, en este caso se cuelgan de su familia y lo importante que es para él su hija. Creo que no hubo nada sorprendente en él.

Sobre Enchantress, y los demás personajes esperaba mucho más creo que hay buenos efectos visuales y buenos madrazos, pero les faltó 5 pesitos más de argumento para que los personajes brillaran.

Finalmente me quedo con mi favorito, El Diablo un personaje que permanece renuente durante casi todo el tiempo, pero cuando decide hacer algo, vaya que lo hace. No te digo más para no spoilear, pero vale la pena.

El-Diablo-suicide-squad-39229457-480-200.gif

Para concluir verla o no, toma en cuenta lo que sigue:

  1. Si eres muy muy fan de los comics, NO VAYAS.
  2. Si crees que Jared Leto es un gran actor, NO VAYAS.
  3. Si te gustan las historias con acción, drama, humor y muchas explosiones, ve a verla.
  4. Si te gustó Batman Vs Superman, seguro te va a gustar Suicide Squad, ve a verla.
  5. Si crees que los villanos no son malos, solamente son incomprendidos, ve a verla.

Has estado cargando mal la pila de tu teléfono todo el tiempo

Las baterías de los smartphones dejan cada vez más que desear, y es que con tantas aplicaciones que requerimos en nuestra vida diaria – Facebook, Uber, Snapchat – evitar el consumo excesivo de energía se ha convertido en algo casi imposible.

Afortunadamente, la compañía de baterías Cadex ha revelado información útil a través de su sitio web, Battery University, que aunque muchos suponían, nadie sabía con exactitud sobre algunas de las cosas que debemos hacer para cuidar la batería de nuestro celular.

No dejarlo conectado cuando está completamente cargado

Low-Battery-Gif.gifSegún las recomendaciones de este sitio, dejar el teléfono conectado cuando la carga está completa, es malo para la batería a largo plazo. Lo recomendable es desconectarlo una vez que esté cargado al 100%. A esta acción la comparan con relajar tu cuerpo después de hacer ejercicio “sería muy miserable si te ejercitas y no te detienes por horas y horas”.

De hecho, lo mejor es no dejar que se cargue al 100%

Siguiendo con lo anterior, es mejor no dejar cargar completamente las baterías de litio, debido a que esto genera un exceso de voltaje y esto afecta a largo plazo. Según el estudio de Battery University, lo ideal es realizar una carga parcial (esto implica que tiene que ser menos del 99%).

Conecta tu teléfono cada que puedas

thermokruzhkus_mugSi deseas que tu teléfono tenga pila todo el día, la recomendación es que lo conectes a un cargador cada que sea posible, sin dejar que cargue por completo. Aunque esto parece indicar lo contrario, está bien hacerlo varias veces al día (pero no quieras conectarlo cada que pierdas el 5% de pila).

Mantenerlo en un lugar frío

Las baterías de los smartphones son sensibles al calor, una de las alternativas para combatir esto es quitar la carcaza del teléfono cuando comience a calentarse y evitar exponerlo al sol. Este tipo de cuidados, aunque no lo parezcan, también ayudan a prolongar la vida de tu pila.

Así que ya lo sabes, si quieres mantener tu teléfono con buena duración de batería por mucho tiempo, será mejor que comenten a seguir estas sencillas instrucciones.

Vía: Sopitas

Google tiene más información tuya de la que crees

google-spy“Cuando usas los servicios de Google, nos confías tu información”. Así de claro lo dicen, en la primera línea, los términos y condiciones de privacidad del motor de búsqueda más importante del mundo.

Es posible que eso no te sorprenda. Todos sabemos que Google recolecta información sobre nosotros, ¿cierto? ¿Pero exactamente cuánta y de qué tipo de información estamos hablando? Tu nombre, tu dirección, tu edad, tu correo electrónico. Tu modelo de teléfono, tu proveedor de telefonía celular, tu plan y tu consumo telefónico y de internet.

Las palabras que usas con más frecuencia dentro de tus correos electrónicos. Todos los correos que hayas escrito o recibido, incluido spam. Los nombres de tus contactos y sus direcciones y teléfonos.

Las fotografías que tomas con tu teléfono Android, aunque las hayas borrado y aunque no las subas nunca a ninguna red social. Los sitios a los que vas, dentro y fuera del país; la fecha en la que fuiste y la ruta que tomaste. Qué tan rápido llegaste. La tarjeta de crédito o débito que usas para pagar.

¿Así que Google sabe mucho de ti, cierto? ¿Y de quién es la culpa? Tuya, por supuesto”
Lee Munson, experto en seguridad

Todos los sitios de internet que has visitado en Google, con qué frecuencia y lo que viste dentro de cada uno. En qué idioma buscas. A qué hora navegas. Con quién has hablado vía Hangouts. Qué videos te gustan. Qué música oyes.

Éstas y las demás categorías que incluye el documento de política de privacidad de Google (aquí el link, en inglés) y que contiene 2.874 palabras.

En mi caso, esto se traduce en más de 5gigabytes de datos que remontan, por lo menos, a los últimos tres años. ¿De dónde saqué el número? Te lo contaré enseguida.

“¿Así que Google sabe mucho de ti, cierto?”, le dice a BBC Mundo Lee Munson, investigador de seguridad de Comparitech.com.

“¿Y de quién es la culpa? Tuya, por supuesto. La gente confía demasiado y comparte sin pensarlo demasiados datos sobre sí, cuando la recompensa es una cuenta gratis de email, un par de gigas extra de almacenamiento en la nube o la posibilidad de pertenecer a un mundo virtual en el que están sus amigos y conocidos”.

Todo lo hace de forma muy legal gracias a que marqué esa cajita mágica que decía “de acuerdo” al final de los términos y condiciones.

Pero dejemos la discusión “filosófica” sobre lo que debe y no debe saber, o sobre lo que debemos o no hacer para evitar que sepa o no sepa, para el final.

Déjame mostrarte cómo llegué a esos 5 gb de datos. Y cómo puedes encontrar los tuyos.
“Mi cuenta”.

Desde junio del año pasado, Google reúne toda la información que recoge sobre sus usuarios en un lugar unificado llamado “mi cuenta” o “my account”, en inglés.

Tienes una cuenta Google si te has hecho un correo Gmail o incluso si alguna vez iniciaste la sesión en un teléfono o tableta Android, si has trabajado documentos con Google Docs o estás registrado en YouTube.
Si no has hecho nunca nada de eso, felicitaciones. Google todavía tendrá tus datos, pero no podrá asociarlos a tu nombre. Aquí puedes comprobar si eres uno de ellos.

De acuerdo con datos citados por Business Insider en enero de este año, se estima que hay unos 2.200 millones usuarios activos. Así que es bastante probable que tu nombre esté en la lista.

Partamos de tu cuenta de Gmail. El círculo en la esquina superior izquierda con tu inicial es el lugar para empezar.
1.png
Obtendrás una pantalla como la que se ve aquí abajo. Subrayé en rojo las categorías “interesantes”, en términos de la información que almacena.
“Revisión de seguridad” y “revisión de privacidad” son dos ventanas que permiten ajustar y restringir información directamente.
Pero vamos a seguir la opción marcada con la fecha: la pestaña de “Mi actividad”.

2.png
“Mi actividad” abre, de nuevo, un sinfín de opciones.

La vista que muestro a continuación es la general (que aquí aparece en inglés, a pesar de que cuenta está configurada con “español” como lenguaje primario). Incluye por defecto la actividad del día en las categorías de YouTube, búsqueda, avisos, noticias y la sección de ayuda, ítem por ítem.

Pero se puede filtrar por fecha y por producto específico, haciendo clic donde indica la flecha.

Te apuntamos también el lugar donde tienes la opción de limpiar tu historial.

Para antes de que puedas hacer efectiva la medida, te aparecerá un mensaje de Google que reza: “Tu actividad puede hacer que Google te sea más útil, con mejores opciones de transporte a través de los mapas y mejores resultados de búsqueda”.

3.png
Tú decides si el argumento te convence.

En la esquina superior izquierda, en la figura de la “hamburguesa” (las tres rayas horizontales o ícono de menú) abre otro mundo de datos.

Utiliza la opción de “otra actividad en Google” para acceder a lo que la empresa guarda sobre tus traslados, tu teléfono y más.

4.png
Por razones que enteramente desconozco, mi historial de ubicaciones está apagado. Pero como podrás notar en la siguiente captura de pantalla, si estuviera encendido habría un registro por fecha de mis movimientos, marcados en un mapa.

Todo lo que he hecho por la vía de los Google Maps, sin embargo, sí está registrado. Para ver todos los datos en esta categoría vuelve a “mi actividad” y filtra el resultado por “maps” y “maps timeline”.

Google me da la opción de decirle la dirección de mi casa y de mi trabajo. Gracias, Google, creo que ya sabes suficiente de mí de todas maneras.

5.png
Otra categoría reveladora es la de anuncios. Para llegar allí, vuelve al primer paso, “mi cuenta”.

Presiona “configuración de anuncios”. Una vez ahí, ve a “administrar la herramienta de preferencias de anuncios” y descubre qué cree Google que te interesa (sobre la base de lo que buscas con más frecuencia).

6
Algunas categorías son, cuando menos, curiosas (¿billar?, ¿aves de corral?, ¿Bollywood y cine de Asia meridional?). Pero que soy mujer y mi edad Google lo tiene clarísimo.

Si, justo debajo de eso, haces clic en “más información sobre cómo funcionan los anuncios de Google”, encontrarás un descargo que indica que Google “no le vende tu información a nadie”.

“Buena parte de nuestro negocio se basa en mostrar avisos, tanto en los servicios de Google como en los sitios y aplicaciones móviles que son nuestros socios. Los avisos nos ayudan a mantener el servicio gratis para todos”, señala.

¿Pero realmente quieres saber cuánto sabe Google de ti? Sí, hay más.

En efecto, puedes pedirle a Google que te dé una copia de toda la información que guarda de ti.

Vuelve a “mi cuenta” (recuerda: esquina superior derecha, el círculo con tu inicial). Justo debajo de “configuración de anuncios” está “controla tu contenido”. Elige esa opción. Encontrarás una pantalla como ésta:
7.png
“Crear archivo” te llevará a una ventana con la opción de decidir de cuáles servicios te quieres enterar. En mi caso, los pedí todos.

Aunque Google advierte que recopilar los datos puede tomar incluso días, en un par de horas había recibido mis archivos -tres en total- en mi correo Gmail.

Bajarlos tomó otro par de horas. Y abrir algunos de ellos fue un poco complicado: algunos vienen en formatos que no son comunes para los simples mortales acostumbrados a la edición de texto y fotos, como .json o .mbox.

8.png

Mis 5 gb son relativamente poco. Y como se puede ver, a falta de usarlas, en varias categorías no hay datos. Por ejemplo, además de “ubicación”, resulta que tengo en “pausa” las funciones de “información de los dispositivos” y la “actividad de voz y audio”.

Pero mis correos -a los que llegué después de encontrar un programa que abriera .mbox- los tiene todos. Léase, incluyendo Spam y Borrados (“Trash”). Puedes darte una idea por la siguiente captura de pantalla.

No es posible acceder a una lista de “palabras más usadas” en mis correos, pero Google reconoce que hay un proceso “totalmente automatizado” de monitoreo de los mensajes.
“Por ejemplo, si has recibido recientemente muchos mensajes sobre fotografía o cámaras, es posible que te interese una oferta de una tienda de cámaras local. Por otro lado, si has reportado esos mensajes como correo chatarra, probablemente no estás interesado en la oferta. Este tipo de procesamiento automatizado es el método que muchos proveedores de correo usan para ofrecer cosas como filtros de correo chatarra y corrector de errores”, dice en una de sus páginas de ayuda.

9.png

Y, quizás aun más asombroso, también tiene las fotos. Todas y cada una de las que he tomado con mi teléfono, desde hace más de dos años. Borradas o no. Compartidas o no.

¿Cómo es todo esto posible? La respuesta corta es porque todo tiene un precio.
No pagas tu correo ni tu servicio de videos en dinero contante y sonante, sino en datos.
Como dice Lee Munson, investigador de seguridad de Comparitech, “la información es la nueva moneda de cambio”.

goldmine.gif“Es una mina de oro. Para Google ha representado miles de millones de dólares”, lo respalda Jonathan Sander, vicepresidente de Estrategia de Producto de Lieberman Software.

Y eso es Google, que consistente con su interés declarado de actuar con transparencia, permite que veas -si bien por un método un poco engorroso- lo que sabe de ti.

¿Pero qué hay de Facebook u otras páginas, grandes o pequeñas, que te piden un correo, una dirección, un tarjeta de crédito?

google spy.jpgLos datos son la moneda de pago para Google.
“Si quieres saber quién te está haciendo seguimiento, usa esta regla: si el servicio es gratis, tus datos son el producto”, le dice Sander a BBC Mundo.

“Todo el mundo lo hace, desde los servicios de seguridad (de los gobiernos, supuestamente) hasta el humilde blog que sólo tú y un par de personas más leen”, apunta Munson.
¿Es legal esto? Desde que dices que estás “de acuerdo” con esos Términos y Condiciones que no lees, simplemente te estás entregando.

Lo cual no quiere decir que no hay quién lo dispute.

“La legalidad e interpretación de la ley depende de las regulaciones y lineamientos locales”, le dice a BBC Mundo Mark James, experto en seguridad de la firma ESET.
“Google y Europa se han enfrentado con frecuencia en temas como privacidad, monopolio, derecho a ser olvidado, recolección de datos, etc. En algunos casos la compañía ha sido multada, pero mayormente se ha determinado que opera dentro del marco legal”.

Qué hacer  ¿Estamos a su merced entonces?

paranoid.gifLos expertos que consultamos coinciden en que hay muy poco que pueda hacerse.
“Uno tiene que hacer un esfuerzo consciente y concertado para evitar ser seguido. Por ejemplo, no usando Google o haciendo diferentes actividades en máquinas distintas, o con cuentas diferentes”, dice James.

“Considera la posibilidad de apagar la ubicación, de usar cuentas de correo que en realidad no utilizas para entrar a sitios de compras, de utilizar fechas de nacimiento ligeramente incorrectas donde sea legalmente posible y nunca, nunca, nunca, le digas a Facebook, Twitter u otra red social qué comiste en el desayuno, y mucho menos tus detalles personales y los principales eventos de tu vida”, aconseja Munson.

Con información de: Yolanda Valery | BBC Mundo