Archivo de la categoría: Emprendimiento

Compartiendo mi experiencia en el ecosistema emprendedor en México.

¿Qué tipo de jefe o líder eres/tienes?

bulbs.jpgA lo largo de mi corta vida he tenido la oportunidad de trabajar con muchos tipos de jefes, en algunos casos incluso líderes -lamentablemente los menos-.  Vivimos una era donde la brecha generacional pesa cada vez más y tristemente, a pesar de los avances tecnológicos y la nuevas corrientes de desarrollo organizacional, seguimos en la era de las cavernas cuando de relaciones laborales se trata.

Todavía escucho a mi mamá (de una generación mucho más tradicional) decirme, “respeta a tu jefe”, “él es el que paga”, “en todos lados los jefes son iguales”, etc. Y yo en mi acostumbrada actitud desafiante frente a la autoridad pensando, “las empresas son construidas por personas”, que si entendieran mejor hacia donde van, pondrían más empeño.

He tenido líderes de equipo por los que sí me puse la camiseta, y jefes mediocres que viven de meter chisme en sus equipos y rebajar a la gente, frente a los cuales siempre he pensado, si no te gustan ¿por qué no los corres?, habla peor de ti como jefe tenerlos aquí aún sabiendo lo malos que son.

Pero bueno, no usaré esta entrada para descargar mis traumas, en cambio te ofrezco una simple guía para que determines qué tipo de jefe tienes/eres, esperando no pisar muchos callos, ni herir muchas susceptibilidades.

  • El Hitler: Te hará cometer los actos más atroces (como trabajar a deshoras y en fin de semana) explicando que es por el bien de la empresa y no habrá lugar a cuestionamientos ni reclamos. Las cosas se hacen sin cuestionar, son órdenes y ya.
  • El Maestro Jedi: aquel del lado correcto de la Fuerza, te dará duras lecciones pero siempre con una buena intención. Compartirá siempre contigo lo que necesites aprender, porque entiende que el ciclo correcto es que algún día lo alcances o incluso lo superes y eso será digno de orgullo.
  • El King Joffrey: Las cosas se hacen casi por mero capricho, no importa lo ridículo que suene, lo inútil que sea, tendrás que seguir las órdenes bajo pena de muerte (despido). Todos ansían su trágico final.
  • El Walt Disney: Hagamos que los sueños de la gente se conviertan en realidad. Con buena mentoría y mucho trabajo duro logrará hacer crecer la empresa y que todos los integrantes se crean ese sueño haciéndolo propio.
  • El Huicho Domínguez: Simplemente es un naco, no importa el trabajo, ni las metas de la organización, importan las fotos que te tomes, cómo te gastes – y presumas- el dinero que no tienes, entre otros claros ejemplos de naquez. Eviten colaborar con organizaciones lideradas por esta figura.
  • El Juan Pablo II: Será un buen líder, tendrá carisma, mantendrá a su equipo inspirado, e incluso cuando ya no sea líder seguirá siendo recordado y hasta añorado por muchos gracias a su buen trabajo.
  • El Horasnalgaholic: Es una mutación de workaholic, pero para él lo importante no es la productividad o los resultados. Lo que cuenta es que parezca que trabajas. El que llega antes y se va después es productivo, aquel que pretende irse a su hora definitivamente está mal y debe ser reprendido porque seguro no está haciendo nada.
  • El Jefe Utopía: De este no hay, aunque varios están tratando de lograrlo, se trata del líder que hace que creas en lo que haces, que te motiva, que te busca retos constantes para que la chamba no pierda su encanto. Trabaja las horas necesarias y respeta la vida de las personas. Jamás hace chismes y cuando alguien no está bien, lo ayuda a salir del bache o  a buscar un nuevo horizonte.

Así que ya sabes, si te toca ser jefe (o líder de preferencia) sé autocrítico y busca siempre la manera de motivar a tu equipo, eso te dará mejores resultados que los gritos y sombrerazos.

¿Qué tipos te han tocado? ¿Conoces algún otro tipo?