Por qué mi perrhijo volvió a ser un perro.

Hace poco más de cuatro años me aventuré a la aventura aventurosa de ser un dueño de perro aventurero. Durante este tiempo, aprendí muchas cosas que hoy, creo, es prudente compartir.

Frida2Antes: ¿Estás seguro que esta es la decisión que quieres tomar? Es un compromiso que te va a durar en el mejor de los casos más de doce años. Piensa: hoy tengo 20, a los 32 ¿seguiré queriendo un perro? y más importante, ¿Podré seguir dándole todo lo que necesita? ¿Donde vivo puedo tener mascotas? ¿Hay un espacio para que corra, juegue, ladre, olfatee, investigue, cosas de perro.

Diego2La raza: Si bien algunas razas son más “bonitas” (con todo lo sujeto a los gustos de cada quien que eso queda), la manera de escoger una raza, incluso en el caso de perros criollos, gira en torno a tu personalidad y tiempo que le puedes dedicar. Por ejemplo yo tomé una mala decisión y adquirí, no uno, sino dos Beagles, perros extremadamente demandantes y con muchísima energía para vivir en un departamento. Lección aprendida. Hay muchas páginas que se dedican a comentar la personalidad de los perros, básate en ello para decidir.

Frida3El espacio: Ni la azotea, ni un baño, ni tu cuarto. El perro necesita cosas que estimulen su cerebro mientras no estás, y no solo juguetes (este es tema aparte), sino ver pasar cosas, tomar el sol, oler y perseguir cosas , entre muchas otras. Lo ideal es que tenga un espacio donde esté de día para que cuando llegues a casa pueda estar contigo, sabiendo que cada uno tiene su espacio.

FridaLa comida: la premisa es: tú no comes comida para perros, no le des comida de humanos a tu perro. Dejando de lado el montón de cosas que les son venenosas, hay muchas otras que no deben comer para mantenerlos bien nutridos y no gordos, además de que solo NUNCA permitiendo que coman lo tuyo conseguirás que tu perro no te pida (o robe) comida.

DiegoLa educación: Mi dolor de cabeza, tenía en mi mente que a un perro no se le debe pegar porque se vuelven agresivos, después estudié que no es tanto el golpe como tu actitud al momento de regañarlos, listos son (la mayoría, también hay perros mensos) pero el truco está en que no usen esa inteligencia para hacer fechorías, sino para tenerte feliz, para hacerte compañía y para brindarte su incondicional amor de perro.  No hace falta que los lleves a una escuela, mi mamá ha aplicado todas las del encantador de perros teniendo resultados sobresalientes. A veces pienso que si nos hubieran educado así a mi hermano y a mi no seríamos un desmadre.

Frida4Finalmente: El perro es perro. Esta ha sido mi lección más dura, y si bien no niego que amo estar todo el tiempo que puedo con mis mascotas, verlas luchar por integrarse a una nueva manada cuando me los tuvieron que cuidar un mes y medio, me hizo decidir que tienen que entender que ellos son mi mascota y no al revés.

Dales mucho amor, atención y sobre todo disciplina, vuelve el entrenamiento un juego y jamás padecerás las que muchos de nosotros por perros que hacen lo que les da la gana cuando deberían hacer lo que a ti te da la gana.

 

¿Tienes perro o tienes Perrhijo?

 

Un pensamiento en “Por qué mi perrhijo volvió a ser un perro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s